feet-2605664_1920

Consecuencias dramáticas de la inacción y reacción de tus quejas sexuales (o de tu vida en general)

Toda queja sexual o en tu vida en general provoca inacción y reacción, y sus consecuencias pueden llegar a ser dramáticas.  people-2567915_1920

Parece contradictorio pero es así.

A la vida a veces no la entiendes y a veces la vida no te entiende a ti.

Pero eso es otra queja.

¿No te ocurre que cuando quedas con una amiga y no para de quejarse y contarte toooooodo lo negativo que hay en su vida te cansa?

Y cuando es algo como rutinario que siempre es la misma amiga con las mismas quejas en los mimos cafés, es agotador!!!!!

A mi también me cansa la gente que se queja.

Eso sí reconozco que a veces en mi momento queja menos mal que mi chico me frena porque sino sería insoportable.

Como lo que no me gusta que me trasmitan.

Pero supongo que tú como yo, también te quejas.

Y poder, podemos quejarnos.

Pero también saber que provoca esa queja.

Para decidir si nos quejamos a modo de soltar.

O quejarnos para ahogarnos en ella.

Porque hay dos cosas básicas que provocan todas, pero todas  todas las quejas que salen por tu boca: inacción y reacción

¿Y como influye eso es tu vida?

La inacción de tus quejas te están envejeciendo

¿No ves que meterte en la espiral de las quejas continuas te hacen cumplir años siempre con las mismas quejas a cuestas?

Porque no te das cuentas pero las quejas siempre son las mismas.

Nunca cambian.model-2614569_1920

Siempre se repiten.

Todas se parecen.

Puede que haya algún momento que te permitas quejarte.

Si te sirve para desahogarte y después te sientes más ligera.

Y con la intención de buscar soluciones para que no se repita más la queja.

Estupendo.

Pero en el 99% de las veces las quejas se convierten en bolas de nieve que cada ve son más grande y van a más velocidad.

Poque te atrapan.

Te aplastan.

Y se mimetizan en ti.

A veces me encuentro con muchas mujeres que son la viva imagen de sus quejas.

Imagínate su cara.

Si tu te sientes identificada ¡Cuidadito!

Porque si repites una y otra ves las mismas quejas.

Las compartes.

La gente mete más leña a tu fuego, digo a tu queja.

Y suma y sigue.

Cada vez estas más encendida y más cabreada.

Y cada vez más frustrada e impotente.

Sinceramente ¿te sientes así alguna vez?

Cansada, agotada sin energía y sin ver la salida a todo lo que te quejas porque no funciona como quieres.

O no es como crees que tiene que ser.

Reacciona porque sino la queja reacciona contra ti

Reacciona!people-2557399_1920

Porque sino la queja reacciona contra ti.

La queja desgasta, te quita energía y te agota.

No tienes tiempo para otras cosas.

Quita brillo a tu vida.

Y ves todo en blanco negro y gris.

No hay ilusión ni alegría por casi nada porque la decepción, la negatividad y escepticismo se ha apropiado de tu mente.

Se convierte en tu forma de comunicarte y relacionarte.

Con ese tono irascible, quejica y chirriante.

Si solo con leerlo te molesta.

Si lo has visto en tus propias carnes.

¿Por que eres tú esa persona quejica?

¿Por que te rodeas de gente que utiliza la queja como filosofía de vida?

Porque esto es como todo.

Puedes elegir el disgusto de soportar quejas o el placer de que ellas no puedan contigo.

Placer por favor.

Disfruta de la vida.

Y aquí entra algo vital relacionado con tu disfrute de la vida.

Y hago un pequeño inciso.

Quiero contarte algo que me ocurre con demasiada asiduidad en mis sesiones.

Las quejas sexuales más frecuentes rompen relaciones

Hay muchas mujeres que están preocupadas y vienen a verme.

Porque no sienten deseo.feet-2605664_1920

No les aparece hacer el amor con su pareja.

No ven nunca el momento.

Huyen con cada excusa que a veces me sorprendo hasta yo.

Y las quejas para justificar esa poca apetencia son casi siempre:

“No me apetece nunca”

“No me gusta hacerlo”

“No siento deseo”

“No hay tiempo”

“No es importante para mi”

“Es que siempre es lo mismo (o siempre es igual)”

“No es cariñoso”

“No hay preliminares”

“Siempre me busca el”

“No me siento bien con mi cuerpo”

“No quiero hacerlo con la luz encendida”

“Siempre me lo pide cuando no es buen momento”

Añade las quejas que tú tengas pero tengo para rebatirte todas.

Y no me es necesario contestar una a una para desbancar esas quejas.

Quejas continuas con las que te convences y dejas de trabajar en tu vida sexual individual o en buena compañía.

Mientras te quejas y te quejas y te crees con razón y el poder de quejarte:

  • Estás creando en ti creencias sobre tu vida sexual que son falsas
  • Mantienes una relación con todo todo lo que tiene de rico tu sexualidad, la intimidad, tu

relación, el amor… negativa porque no le estás dando espacio ni importancia

  • Dejas de cuidar los pequeños y grandes placeres de tu vida, tu relación, tu pareja
  • Desperdicias cada día uno de los mayores pegamento emocionales que une a las parejas

y que las hace duraderas

  • No tienes ni idea que deseas en esta vida, y ello se refleja en tu vida más íntima
  • La imagen que proyectas de ti es inseguridad con tu cuerpo, tu autoestima…

Y a pesar de todo esto decides seguir quejándote porque es más cómodo.

Y no haces nada.

¿Haces algo?

Te convences de que los demás también pueden cambiar, comprenderte y ayudarte.

En este caso tu pareja por ejemplo.

O que no tiene ningún ningún interés por el sexo.

Pero otro apunte.

Deja de creerte eso.

Cuando piensas que quieres ser madre por ejemplo. hands-2601942_1920

La sexualidad es parte fundamental para conseguirlo.

Para amar al ser que creas y para transmitirle unos valores y una enseñanza de vida.

No es solo un medio ara conseguir tu objetivo.

Ha sido tan importante que no puedes apartarlo cuando ya lo has conseguido.

(Otra cosa es la relación que tenemos con la sexualidad en la maternidad que cada uno puede cuidarla a su manera)

Pero que me lio.

No haces nada ante tus propias quejas.

Porque hacerlo es darse cuenta de muchas cosas.

Como que no te responsabilizas de ti.

De tu vida, de tu sexualidad, de tu relación.

Y reconocerlo molesta, hace incluso daño.

Pero algo ocurre cuando vienen a verme.

O cuando me llaman.

Y en ese momento empiezan a valorar la reacción de la queja.

De su inacción.

¡Porque ha ocurrido algo!

La queja ha reaccionado contra ellas.

Su pareja se ha cansado.

Su relación esta a punto de romperse.

Te has distanciado tanto de tu pareja que no sabes como llegar a él.

Tienen un ultimátum para que esto cambie.

Y de repente.

Se esfuman las quejas.

Y empieza la acción.

Un tanto desesperada.

Con prisa.

Con urgencia.

No esperes a que ocurra algo para despejar las quejas de tu vida.

 

Ama la vida, aprecia lo que tienes y disfrútalo al máximo.

En todas las áreas de tu vida.

Puedes empezar por ti, por tu cuerpo, tus capacidades.

Puedes empezar por tu relación, o relaciones.

Puedes empezar por tu vida sexual.

Puedes empezar por donde quieras.

Pero da el primer paso.

¿Qué te impide dar ese paso para alejarte de las quejas de tu vida?

Me encantara saberlo y poderte ayudar a dar ese primer paso que necesitas. Deja tu comentario en el blog que te estaré esperando.

PD: Y hablando de pasos, quiero compartir contigo un artículo donde concretamente hablo del ese paso que marca la diferencia de tu insatisfacción, justamente “Este paso te esta separando de tu éxito personal y profesional”

¡Feliz Jueves!

Opt In Image
¿Quieres vivir, sentir y amar intensamente?

Descubre cada jueves lo que siempre te has preguntado y nadie te ha contado de tu sexualidad.  Y consigue gratis el ebook "4 secretos básicos para mejorar tu vida sexual".

Raquel Gargallo
hola@raquelgargallo.com

Apasionada de las relaciones del ser humano consigo mismo y con los demás. Cada día tengo la oportunidad de conocer y ayudar a mujeres reales como tú a disfrutar de su sexualidad, su cuerpo, sus relaciones y el amor de una manera especial. ¿Hablamos?

No Comments

Pin It on Pinterest