man-2608588_1920

Deja la teoría para otros y empieza a sentir por ti misma el amor

Deja la teoría para otros y empieza a sentir por ti misma el amor. man-2608588_1920

Se que lo que no entra en tus parámetros mentales de primeras se rechaza.

Pero párate, no lo rechaces aun.

Se que hemos y estamos bajo un paraguas protector de un amor romántico encantador.

Un amor que todos perseguimos empezando por nosotras mismas.

Y que parece que pocas alcanzan de forma natural, verdadera y esencial.

Pero hoy no voy a hablar del amor como mujer hacia ti misma.

Hoy quiero que hablemos del amor en una relación, de la libertad que te da para que lo vivas, sientas y ames sólo a tu manera.

Todas tenemos más o menos una idea que nos ha guiado a lo largo de nuestra vida.

Igual tu la has ido moldeando a tus experiencias vividas, a lo que te gustaba, funcionaba o todo lo contrario.

Porque hay cosas que por mucho que digan en poemas, canciones y diálogos intensos, no son ciertas para ti.

Tú tienes una forma determinada de amar, única, y cada relación que tengas crearán una manera de amar diferente.

Y esto es increíblemente mágico.

Pero necesitas creer en ello.

En poder conocerte, abrirte y serte sincera.

Poliamor, relaciones abiertas… ponemos o quitamos etiquetas si te molestan pero hablemos de ello

Hace semanas, desde que volví de vacaciones me he encontrado precisamente con varias reflexiones acerca del amor, de la pareja, de los establecido y de la libertad de elegir.

Estoy trabajando con dos personas y una pareja sobre el poliamor, relaciones abiertas…

Ponemos etiquetas o las quitamos si te molestan.

A mi me da igual.sea-2567110_1920

Lo que más me importa eres tú.

Y poder compartir contigo esta reflexión de inspiración y de dar un paso más hacia tu conexión con la idea, o más que con la idea, con lo que te siente bien del amor.

Con aquello que te haga sentir más, te haga mejor, te sume, te expanda y te haga ser libre y amar.

Pero amar sin condiciones, o con tus propias condiciones.

Ni siquiera te deberían servir las de otros.

A no ser que juntando tus condiciones y las de él hagáis un cocktel lleno de deseo, pasión y buen amor.

Todas las personas que vienen a tratar ese tema, se encuentran con unas sensaciones extrañas.

Sintiéndose raros consigo mismos porque quieren algo diferente al resto de lo mundano.

Aunque más que al resto del mundo a lo conocido, lo establecido, lo estándar, lo visualizado.

Experimentan sensaciones, quieren descubrir respuestas a sus dudas y se plantean hablarlo con su pareja, o conmigo en este caso.

Hay un caso en concreto de una persona que debido a que ha sufrido una enfermedad muy dura, de la que afortunadamente esta recuperándose, se ha replantado muchas cosas acerca de su pareja.

Tiene una visión diferente de lo que era y como funcionaba su relación y esta trabajando primero en ella misma para descubrir si es por miedo.

Miedo porque ha visto o ha pensado que podía irse y quería tanto a su pareja que no quería dejarlo solo.

Miedo porque ya no siente con tanta intensidad pero tiene claro que quiere estar con quien esta.

Miedo porque no sabe como encajar todas estas ideas que ahora experimenta.

Siente deseo por otras personas y no sabe si es creado por la intensidad del proceso que ha vivido.

Una vez avanzado en el proceso puedo decirte que no es por el proceso, según ella es algo que ya sentía antes pero que no se permitía admitir.

Ella reconoce que antes incluso se castigaba, lo negaba, se sentía mal y dudaba de su verdadero amor con la pareja que quería estar.

Esos momentos eran duros.

¿Sabes cuantas veces se preguntaba si era una inconformista y si siempre sería así?

¿Si nunca nadie sería lo suficiente o si ella no era de relaciones?

Muchísimas o demasiadas.

Porque lo ha pasado mal y ahora esta entendiendo muchas cosas.

Lo primero que no hay nada correcto o incorrecto en el amor, o en su vida.

Que el amor no se describe ni se empaqueta sino que se vive.

Y que hay que arriesgar pero sobretodo ser sincera.

Con una misma.

Con los sentimientos, con el alma, tu alma.

Sí, se que estas pensando que eso es muy complicado.

Y no te voy a engañar, lo es, no estamos preparados para flexibilizar tanto nuestra mente y conectar con nuestra esencia para saber qué queremos elegir.

¿Elegimos una pareja monógama por tradición o cultura?

¿Es la naturaleza que nos hace desear o querer estar con otras personas?

¿Sería posible con lo celosa que soy ceder a una relación abierta?

Muchas preguntas y mucho agobio quizá.

No te aclaras y no funciona bien la relación que tienes, como para plantearte todo esto.

Tranquila, cada una tiene que plantearse lo que siente y lo que necesite en cada momento.

Para encontrar paz interior, seguridad en que esta siendo sincera con una misma, que puede expresarse y compartir con su pareja sus anhelos, sus dudas sus pensamientos.

Muchas veces me encuentro a parejas que han querido preguntar algo a sus parejas o saber que opinan sobre un tema y han elegido un juego entre amigos, un restaurante en una cena romántica…

Y la respuesta que escucharon no les gustaron.

Pero para su intención no eran ni momentos ni lugares.

Pero de mejorar la comunicación en la pareja ya hemos hablado y hablaremos.

Sino siempre puedes recurrir a mi recurso de “Como hablar de sexo con mi pareja”

Y de comunicación y respeto quiero seguir hablando sin dejar el tema que es el protagonista del artículo.

Desmonta teorías impuestas y crea las relaciones, el amor y el amar a tu manera

Empezar a desmontar teorías impuestas y crear las relaciones, el amor y el amar cada uno a su manera.

Y por ello no puedo dejar de anotar la sorpresa que me llevé la semana pasada, cuando empecé a leer reacciones de personas que querían dar lecciones y opiniones acerca de un hecho privado, personal y mundano que compartieron Nuria Roca y Juan del Val en una entrevista en el Hormiguero.

Resulta que  ambos hablaron abiertamente y con sinceridad de qué opinaban de la infidelidad.

Y de su forma de saber con quien estaban, y como estaban.couple-2606686_1920

Me pareció fascinante porque muchas parejas no saben ni siquiera que tienen el menor interés en saber como es su pareja.

¿Tú pareja la tiene por ti?

No admiran a quien tienen al lado, no hablan, no se expresan no evolucionan ni se descubren ni crecen juntos.

Y después me meriendo que han tenido que defender su libertad, su forma de vivir la vida y su sinceridad.

Un momento.

Puedes pensar diferente, no entenderlo, no compartirlo o incluso creer que es injusto para alguien.

Pero desde el amor, la sinceridad y el amor, no hay nada más saludable como saber donde se esta, con quien se esta y con quien se quiere estar.

¿Tú estas tan seguro de esto ahora mismo?

¡Feliz jueves!

Opt In Image
¿Quieres vivir, sentir y amar intensamente?

Descubre cada jueves lo que siempre te has preguntado y nadie te ha contado de tu sexualidad.  Y consigue gratis el ebook "4 secretos básicos para mejorar tu vida sexual".

Raquel Gargallo
hola@raquelgargallo.com

Apasionada de las relaciones del ser humano consigo mismo y con los demás. Cada día tengo la oportunidad de conocer y ayudar a mujeres reales como tú a disfrutar de su sexualidad, su cuerpo, sus relaciones y el amor de una manera especial. ¿Hablamos?

3 Comments
  • Diana
    Posted at 13:16h, 19 octubre Responder

    A veces , por azar, cae en tus manos un escrito donde se plasma de una manera tan sencilla y clara algo que te está pasando pero que no sabes identificar ni definir, el tema de las relaciones convencionales o no, siempre me ha ocupado y preocupado, me gustaría tener valor, coraje y claridad para poder permitir y vivirla, .
    Gracías por este articulo

    • Raquel Gargallo
      Posted at 13:23h, 19 octubre Responder

      Gracias Diana por dejar tu huella de algo que a muchas mujeres les ocurre. Cuando llegue el momento seguro que llega el día en que te permites ser tu misma y vivir el amor y las relaciones a tu manera. Un abrazo enorme

  • Dani R.
    Posted at 06:59h, 20 octubre Responder

    Señora Gargallo, en el tema del poliamor habla usted de un caso de una persona que tras sufrir una grave enfermedad siente deseo hacia otras personas debido a la dureza de la misma. Aunque en una situación distinta quisiera preguntarle si sería posible sentir deseo hacia una persona a la que no se conoce personalmente pero que uno “conoce” a través de la prensa, de libros, etc. Estaríamos hablando en este caso de amor platónico o de un amor real pero en una sola dirección.

Pin It on Pinterest