Mujer, cíclica y emocional, que te ayuda a sentir la libertad de ser tú misma
4

Cómo adelgazar 10 kilos haciendo dieta en pareja

-¿Cariño que comemos hoy?

 

Ensalada de tomate condimentada con unas especies exquisitas que le darán un sabor auténtico y pechuga a la planta hecha con mucho amor.

– ¿Qué el amor da gusto?

Da gustirrinin

Esta es una de las conversaciones que tuvimos por whatsapp mi pareja y yo los primeros días de empezar nuestra dieta.

¿Qué por qué hicimos una dieta con lo bien que estábamos?

Te lo cuento.

Esta es la confirmación de que el amor te engorda 

Estudios aseguran que al comenzar un romance las parejas empiezan a ganar peso.

Las conclusiones de la encuesta XLS Medical llevada a cabo por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y realizada a 2.314 personas (99% mujeres), revela que cuando se forma una pareja se pueden ganar hasta 4,5 kilos.

Investigaciones llevada a cabo por científicos de la Universidad de Queensland, en Austrália, comprobaron que las mujeres engordan 10 kilos en promedio después de que asumen un compromiso estable. Los hombres, por su parte, se suman 7,5 kilos en promedio, en las mismas circunstancias.

Y bualà, yo confirmo la regla.

Me enamoré, empecé a tener pareja estable, seguía con mi gimnasio, incluso empecé a aficionarme al running con ella pero por mucho que corría se ve que me alcanzaron los kilos, son más rápidos que yo 😉

¿Te has encontrado en la misma situación que yo?

¿Por qué coges peso? 

Si estas con una pareja estable o estas soltera el tema de la imagen y el peso te preocupa de diferente manera según la etapa en la que te encuentres.

Si estas en búsqueda activa de pareja mantener a raya tu peso es como algo que tienes muy en cuenta, tu imagen, tus cuidados…aunque también tengas tus momento Bridget Jones de sofa, peli romántica y helado.

Si estas enamorada o en ese periodo dulce del comienzo, la relajación de estar con tu pareja, de querer pasar más tiempo con él o ella y disfrutar de la tranquilidad de conoceros, hace que inconscientemente dejes de lado esa vital importancia  de mantener tu línea aunque al principio vayas a cenar y por vergüenza comas poco 😉 o tan solo te pidas una ensalada a ver que va a pensar de ti.

Y si estas ya en mitad de una relación duradera tienes menos consciencia de mantener tu peso idóneo por la confianza y seguridad que te proporciona tener al lado a alguien que te quiere y te acepta tal y como eres.

Además si tu relación es más que duradera posiblemente tus prioridades hayan cambiado y aunque te preocupe este aspecto no es urgente y lo vas dejando pasar, aunque vaya detrás de ti, preocupándote e importándote.

Pero, estés en el periodo que estés, seguro que lidiar con tu cuerpo,

tu peso y cómo te sientes con el es una constante.

 

Algo que influye directamente a tu forma de comportarte, vestir, seducir, gustarte, gustar y sentirte bien con tu vida.

Pero para sentirte bien, estar bien tú, satisfecha con tu vida, con tu peso, con tus pantalones tienes que ser coherente. Si quieres cuidar la línea de tu sonrisa, tienes que cuidar tu estilo de vida, tu estrés, tu tiempo, tu alimentación, tus movimientos…

Al final para sentirte a gusto en tu piel no se trata de hacer una dieta, conseguir bajar esos kilos de más y volver a comer como lo hacías antes, así sólo podrás comprobar cómo es el efecto rebote con todas sus repercusiones en tu cuerpo y en tu piel (celulitis, piel de naraja, flacidez…)

Se que te suena todo, yo lo he sufrido y lo sufro en mis carnes pero más que quejarse o quedarte con creencias infundadas a base de hacer durante muchos años regímenes sin cambiar tu estilo de vida, vamos a ver cómo puedes cambiar pequeños aspectos que te van a ayudar recuperar la confianza en ti y en tu cuerpo.

Hoy quiero contarte mi experiencia y que te sirva de ejemplo para saber como conseguir estar a gusto contigo misma, con tu cuerpo y poder manejado para tu disfrute sin culpabilidad, sin vergüenzas y sin complejos.

¿Qué pasa antes de ir a una nutricionista?

Los pantalones no me quedaban como antes, y no me importaba esa es la verdad, la culpa era que el amor me hinchaba. Qué bonito…

La verdad es que cuando estas feliz no te das cuenta de lo que antes te preocupaba con tanta obsesión, todo parece perder importancia, te sietes bien, segura con tus kilos y dispuesta a desnudarte sin complejos en cuerpo y alma…es la magia del amor.

Pero no puedes dejar que la felicidad afecte a otros aspectos de tu vida poco a poco, porque de repente te encuentras:

  • enfadada a menudo porque no sabes que ponerte y nada te queda bien
  • empiezas a verte en el espejo y cada vez te sacas más defectos
  • prefieres quedarte en casa y no salir porque el pijama no aprieta y total él o ella te quiere así
  • dejas de cuidar tu seducción y tus prenda anchas se convierten en tu campamento base
  • comes más por ansiedad por no saber controlar esta situación y empiezas a poner excusas que no te sirven ni a ti

En ese momento en el que tu ya no estas cómoda contigo busca ayuda.

En el momento en que empieces a notar que algo no funciona bien, tienes menos energía, sufres hinchazón por cenas pesadas, aparece el ardor en tu estómago por no mirar lo que comes o aparecen algunos dolores al hacer ejercicio… es momento de seguir estando enamorada, siendo feliz y cambiar rutinas que no te están ayudando a sentirte bien con todo lo que tienes a favor, un estado idílico de amor.

Como nutricionista de cabecera para conseguir tus objetivos puedes contactar con con la nutricionista Alba Marin a través de albamaringarcia1@gmail.com.

Por qué hacer dieta en pareja es sano para la relación

Normalmente parece que las mujeres están siempre más preocupadas por el peso, por lo que comen, por pesarse todos los días…

# ERROR: pesarse todos los días te mantiene esclava de unos números calculando hasta el milímetro que bebes y no te deja saber si te sientes mejor tu o no, sentir sencillamente es la clave de la salud y la felicidad.

Los hombres se lo toman de una manera distinta pero en pareja el estilo de vida, indistintamente de respetar los gustos de cada uno, tiene que ir acompañándose uno al otro.

No se trata de hacer dieta, se trata de aprender a comer sano juntos.

En pareja siempre es mejor.

Saber que cantidad de comida necesita cada uno (nutrientes, agua, carbohidratos…), y cual es la fórmula perfectamente mediterránea que podemos elaborar con lo que tenemos a mano.

Eso sí, con una profesional (hay multitud de profesionales con las que yo he trabajado)

.

Estoy harta de escuchar a gente “si yo se lo que tengo que comer” y después esta detrás de toda dieta que aparece en una revista… sin tener en cuenta que tú contigo misma no siempre eres sincera, hay muchos factores a tener en cuenta que no puedes sopesar objetivamente.

Yo con mi pareja y gracias a la guía que nos proporciono Laura sabemos mejor como compensar alimentos, que comidas nos van bien a los dos, cuál es la mejor forma de compaginarnos dependiendo de nuestros trabajos nuestra actividad deportiva, nuestra masa muscular, nuestra constitución…

¿Tu sabrías decirme eso de ti?

Aunque tú o tu pareja no necesite perder peso, seguro que puedes aprender a comer mejor, así que si dentro de tus objetivos este año, o los de tu pareja esta mantenerse en forma, una buena idea es aprender a comer sano juntos. 

Juntos siempre es mejor.

Beneficios en tu relación si tomas la decisión de aprender a comer sano los dos

No todo ha sido fácil pero ha merecido la pena.

Totalmente comprobado en primera persona.

Restringir alimentos al principio para perder esos kilos, empezar nuevas rutinas, dejar de lado costumbres y descubrir como se comporta la otra persona en aspectos nuevos es maravilloso y a veces desesperante.

En mi caso había uno que era más estricto que otro, uno que quería alguna recompensa de algún “alimento prohibido”, uno que tenia ya las 5 comidas instauradas y otro que no, uno que le era más fácil comer de todo y a otro que le resultaba más fastidio…pero entre los dos nos hemos ayudado a conseguir un objetivo común.

“Cuidarnos y sentirnos mejor”

O entrar en nuestros pantalones y sentirnos a gusto que es lo que le dijimos a Laura en la primera consulta.

“Nosotros venimos a entrar en nuestros pantalones” ella nos dijo que eso no se lo habían dicho nunca, y es que nuestro objetivo no era bajar 10 kilos que es lo que hemos conseguido, sino:

  • sentirnos mejor con nosotros mismos
  • aprender a comer juntos
  • conocer un estilo de vida más saludable del que llevábamos hasta ese momento
  • compaginarlo sin excusas con nuestros horarios, nuestro trabajo, y nuestro deporte.

Piénsalo tú ¿realmente cuando dices que quieres perder esos kilos de más porque te ves mal, qué es lo que se esconde detrás de esos kilos?

¿Sentirte mejor contigo misma?

A nivel de pareja a parte de sentirnos mejor individualmente y conjuntamente he de confesarte que:

  • Nos conocemos más, muchas veces he tenido que lidiar, discutir, llegar a un acuerdo, hacerme entender…
  • Nos apoyamos el uno al otro en nuestro reto, nos animábamos y había una complicidad especial a la hora de algún capricho que le gustaba al otro
  • Si comías fuera de casa no te lo saltabas porque habías hecho un pacto conjunto, ahora ya no hace falta, sabemos compensar y disfrutar de esa comida extra.
  • La compra es mejor, la organización, la cocina…
  • Hacemos las 5 comidas y hemos organizado nuestro tiempo de trabajo mejor dandole importancia a ese espacio de tiempo para dar energía a nuestro cuerpo
  • Hemos mantenido nuestras rutinas de ejercicio a nivel individual y conjunto
  • Hemos aprendido a ceder y a darnos caprichos sanos e insanos y ser cómplices el uno del otro

Mis trucos para llevar los primeros cambios en la dieta

  • Utiliza especies para darle sabor a tus platos
  • La gelatina un gran aliado y más si la haces casera
  • La soja o la salsa teriyaki en algún plato para darle sabor, siempre con precaución porque contienen mucha sal…
  • Si sales a tomar algo opta por licuados naturales de fruta, nosotros al principio sólo salíamos a La Mas Bonita a disfrutar de nuestro tentempié o merienda con vistas al mar
  • Ponles mucho amor e imaginación
  • El humor es básico, ríete de las situaciones, haz bromas y utiliza el sentido del humor que para algo lo tienes (uno de los dos o los dos tiene mala leche por no comer lo que quiere, mejor reír que enfurruñarse)
  • Anímale y que te anime, te da aliento y fuerza para mantenerte en tu propósito
  • Estáte atenta sobre todo a cómo te sientes no a los kilos que pierdes, es la clave

Si tú te sientes bien, si sabes que tu estilo de vida es saludable, tus platos te dan energía suficiente, haces ejercicio y tenéis retos en común…

Los kilos, el índice de masa corporal, la cantidad de agua deja que lo controle la especialista, tu solamente dedícate a aprender cómo puedes sentirte genial y verte espectacular.

Tu estado de ánimo va a ser siempre mejor con un estilo de vida healthy. 

Te va a gustar arreglarte para ti y para él, vas a verte guapa, te vas a sentir sexy y evidentemente tu vida sexual va a mejorar porque la base en la calidad de tu sexualidad no lo marcan los kilos sino cómo te sientes en tu piel, con tus curvas, con tu cuerpo.

Cómo adelgazar 10 kilos haciendo dieta en pareja

En cuanto dejas de obsesionarte por el peso, por tus complejos, por tu cuerpo… desaparece la lucha constante que llevas contigo misma y es más fácil aprender una nueva forma de comer y de vivir y tu cuerpo responde.

Cuando dejas de luchar por querer ser como un molde y aprecias tu cuerpo sin castigarlo o juzgarlo es cuando puedes trabajar para mejorarlo, de la otra manera siempre estas luchando contra él y tu mente se convierte en tu enemigo no en tu aliado.

Yo adelgace 10 kilos sin proponérmelo sólo con una nueva filosofía de sentirme mejor y aprender a comer.

Tú puedes si:

  • Cambias tu mentalidad y tu actitud
  • Aceptas tu cuerpo
  • Te fijas más en qué sientes no en cuento pesas
  • Te alías con tu mejor amigo, tu pareja
  • Quieres aprender a comer mejor
  • Tienes paciencia
  • Te lo tomas como un juego, sin presión y con placer
  • Sigues la orientación del profesional al principio estrictamente, poco a poco ya tendrás tiempo para darte caprichos
  • Piensa siempre en lo que vas a ganar no en lo que estas perdiendo
  • Conoces los demás factores que influyen en tu peso y que no los pones a dieta (estrés, deporte, nivel de energía, actitud mental positiva…)

Para ayudarte aun más he elaborado un acompañamiento de Coaching Nutricional donde te explico los 8 factores que determinan el éxito de una dieta saludable para una vida feliz.

¡Por una vida sana, por una vida sexy!

Deja tu comentario en el blog acerca de tu relación con el peso, las dietas, el ejercicio… y entre todas encontraremos el apoyo que necesitas para conseguir este año el propósito de cuidarte.

Un abrazo

Aquí puedes ver el vídeo del Canal de YouTube, dale al play!

Captura de pantalla 2016-01-11 a la(s) 13.13.52

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
2 Comments
  • https://jugos10.net/frutas/combinados
    Posted at 19:46h, 16 septiembre Responder

    Buenas

    Estuve leyendo tu articulo y hay cuantiosas cosas que no conocia que me has enseñado, esta espectacular..
    te queria agradecer el espacio que dedicaste, con unas infinitas
    gracias, por aconsejar a personas como yo jejeje.

    Saludos

    • Raquel Gargallo
      Posted at 09:47h, 25 septiembre Responder

      Gracias por tu comentario, me alegro muchísimo que te inspirara este artículo y te descubriera cosas nuevas. Un abrazo

Post A Comment

Únete a mi comunidad y recibe en tu correo mi audio de «Querida Mujer» de Louise Hay.

Envío especial de email cada vez que tenga algo de valor que compartir contigo.

videoteca coach